Soy un cerdo. Me llamo Titi. Vale, sé que tengo nombre de mono, pero de verdad, que soy un cerdo. Bueno, en realidad soy una hucha de cerdito de barro. Me llamo Titi por una chica de Cádiz que se tiraba todo el día diciendo “titi”, soy un cerdo natural, rosa, y me encanta viajar, leer, comer, dormir… lo típico, ¿no?  A simple vista parezco un poco aburrido, pero en realidad no lo soy. Lo que pasa es que ahora estoy trabajando mucho para ahorrar y poder comprar una casa en la montaña, otra en la playa y otra en el centro. De toda mi familia soy la hucha de cerdito más tecnológica y, no es que sepa mucho, pero me gusta y eso.

Supongo que a más de uno le extrañará que a una hucha de barro le dé por escribir y contar cosas en Internet pero, oye, a mi me apetece y creo que a más de uno le va a gustar porque la verdad es que somos un poco raros pero tenemos muchas cosas que decir. Ahora mismo no sé muy bien por dónde empezar. Lo típico sería felicitar la navidad, pero las huchas de cerdito en realidad no celebramos la navidad. Lo del gordo con barba y los tres tíos esos que vienen en camello desde Oriente nos parece una excusa barata para comprar regalos que sale muy cara. Además, este año no creo que ni que lleguen a muchos sitios porque entre la huelga de controladores, la crisis,  y el temporal que está cruzando Europa… en fin…  Hay muchas cosas, como éstas, que nos diferencian de los humanos. Nosotros somos mucho más prácticos… Nos encanta hacer regalos en navidad, pero también durante el resto del año así que no tenemos un día especial de hacer regalos, cuando nos apetece hacer regalos los hacemos y ya está… no necesitamos excusas.

Ya iréis conociéndonos poco a poco… creo que yo soy el que más va a escribir porque estoy todo el día colgado del ordenador, así que ya os contaré más cosas sobre mi. Ahora os dejo, voy a ver si ceno algo y me pongo una peli o algo tranqui que mañana madrugo.

Share →

One Response to Soy un cerdo

  1. [...] antes no era así, antes era una hucha de barro rosa con forma de cerdito, muy parecida a la hucha de cerdito Titi. Pero un día conoció a un cerdo, no a una hucha de cerdito, a un cerdo, que le encandiló y le [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>