Luis Piedrahita - El Rey de las Cosas Pequeñas

Luis Piedrahita - El Rey de las Cosas Pequeñas

Luis Piedrahita no es un nombre muy común, no creo que haya muchos Luis Piedrahita por el mundo. Tampoco creo que sea un hombre muy común (lo cual no es malo) pero con esas gafas de pasta y ese flequillo setentero resulta bastante reconocible. En cualquier caso, aunque no sea un nombre muy común, si te dedicas al mundo del espectáculo no está mal tener un apodo, un sobrenombre o un nombre artístico… el de Luis Piedrahita es “El Rey de las cosas pequeñas“.

“El rey de las cosas pequeñas” bien podría ser un insulto ocurrente de una ex novia despechada o una manera sarcástica de definir a alguien con mucho ego, pero no es más que una descripción muy cercana a la realidad cuando se habla de este genio del monólogo.

Luis Piedrahita es mago… y también hace magia. Es un mago de las palabras y del ingenio… no creo que sea fácil subirse a un escenario, ponerse delante de una cámara y decir tonterías. Más aún cuando demuestra que el humor del que alardea es suyo, porque es capaz de improvisarlo, de darle la vuelta y conectarlo con cosas que (a no ser que estuviera compinchado con más de uno en el público) solo se puede hacer si te sale de dentro.

Humor fue el sábado a ver actuar a Luis Piedrahita en la Sala Live. A esta hucha de cerdito  ya le gustaba mucho… el año pasado se partía de la risa en la playa leyendo sus monólogos: Un cacahuete flotando en una piscina…¿sigue siendo un fruto seco? Ya querría mi profesora de Lengua y Literatura que hubiera yo llegado a un análisis tan certero de semántica aplicada…. A Humor, cuando escucha los monólogos del rey de las cosas pequeñas, se le desriza el rabo y sus ojos brillan por su ausencia (porque cuando Humor se ríe los mofletes le engordan y le suben hasta tapar sus ojos por completo).

Sala Live

Sala Live

El sábado Luis Piedrahita no decepcionó, sino todo lo contrario. Incluso consiguió aumentar su número de fans, a los que Humor había llevado casi obligados  y salieron con ganas de repetir.

La Sala Live sí decepcionó un poquito. Poca visibilidad, aire acondicionado a tope…. pero aún así merece la pena. Si os lo estáis pensando dejad que vuestro cerebro se entretenga con otras cosas y comprad ya la entrada…

Y tú… ¿ya conoces al Rey de las cosas pequeñas?

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>